Administrar

La vida de l'anarquista Lucio Urtubia convertida en documental

estelnegre | 24 Setembre, 2007 09:50

La vida de l'anarquista Lucio Urtubia convertida en documental

Els directors bascos José Mari Goenaga i Aitor Arregui han realitzat un documental sobre la vida del lluitador antifranquista, anarquista, contrabandista, falsificador i atracador Lucio Urtubia (Cascante, 1931).

El documental està produït per Moriarti Produzkoak, Irusoin, EiTB i TVE, i ha estat subvencionat per Media, el Govern Basc i ICAA.

El documental, de 93 minuts de durada, es va estrenar ahir en la secció d'Especials Zabaltegi al Kursaal.

Expert en falsificar documents i en imprimir propaganda anarcosindicalista, Lucio Urtubia ha estat en crida i cerca en cinc ocasions per diversos tribunals internacionals, fins i tot la CIA. El seu cop més sonat va tenir lloc durant la dècada dels 70, quan va aconseguir estafar al principal banc dels Estats Units, el First National Bank (ara CitiBank), 3.000 milions de pessetes de l'època per finançar el moviment llibertari de mig món. Lucio, retirat, viu actualment a París.

Lucio Urtubia va participar en 2002 en les VII Jornades Llibertàries de l'Ateneu Llibertari Estel Negre.

Sobre Lucio Urtubia

Lucio, un documental lleno de «acción» sobre un albañil de la vida

Aitor Arregi estrenará el documental Lucio en el Festival de Donostia

Próximo estreno del documental sobre el anarquista de Cascante Lucio Urtubia

Web del Festival de Sant Sebastià

Web oficial del documental

Escriu-nos

Comentaris

  1. Anarquista, falsificador, albañil

    "Mi vida aventurera no me la puedo apropiar. No me pertenece". Bajo los brillantes cartelones de estrellas de cine, cerca de la alfombra roja se pasea un hombre mayor, de manos rudas y andares ya algo cansinos. Es Lucio Urtubia, un anarquista navarro de 76 años que, desde París, donde vive desde 1954, puso en jaque a poderosas empresas multinacionales. El zorro vasco fue el nombre que le dieron cuando a mediados de los años setenta consiguió estafar al First Nacional Bank (hoy Citibank) el equivalente a 20 millones de euros actuales para, asegura él, invertirlos en las causas en las que creía. El tesoro nunca apareció. Y Lucio apenas cumplió unos meses de cárcel. Tenía amigos poderosos en la intelectualidad francesa. Y también suerte. Lo ha reconocido en San Sebastián, donde ha presentado Lucio, un documental sobre su vida, dirigido por José Mari Goenaga (30 años, natural de Ordizia) y Aitor Arregui (30 años nacido en Oñati). Al terminar la proyección al público, nadie se movió a la espera del debate y de conocer a este personaje tan singular.

    "La pobreza no es pobreza. El pobre no es pobre si tiene un ideal. La pobreza fue para mí riqueza", explica Lucio, que huyó de España con 22 años tras robar en el Ejército donde trabajaba en la cantina. "Se vivía muy mal, era una injusticia permanente. Había mucha miseria. Yo robaba para comer, beber y ayudar a mi madre", explica Lucio. No se arrepiente y se muestra orgulloso de todo lo que ha hecho -"lo volvería a hacer"-. Albañil en la capital francesa, este anarquista, que se define como "trabajador idealista" -"sin trabajar no somos nada, el trabajo me lo ha dado todo"- considera un honor su faceta de falsificador.

    "Cuenta mucho pero calla también mucho", reconocen los realizadores. A lo largo de los casi 90 minutos de metraje, Lucio, realizado como si fuera un thriller con fotos y recreaciones retocadas, aborda la vida de este singular personaje, con entrevistas a sus hermanas, abogados franceses e incluso a Roland Dumas, ex ministro socialista francés.

    "Yo me quedo con el Lucio como hombre de acción", dice Goenaga. "Es lo que más me atrajo de él cuando le conocimos. La ideología, que la tiene, y la reflexión se quedan a un lado. Toda su vida se basa en la acción".

    ROCÍO GARCÍA - San Sebastián

    ("El País", 26-09-07)

    ("El País", 26-09-07) | 26/09/2007, 14:14
  2. Lucio Urtubia, como el agua

    Como el agua clara, que baja del monte, se explica uno de los últimos anarquistas que vivió el exilio, los años de plomo, las partidas, la persecución, los juicios sumarísimos, los compañeros agarrotados. Cruzó los Pirineos, cuando eso equivalía a jugarse todo en un mal encuentro con la guardia civil, en un bautismo que fue, para toda una generación de militantes libertarios, una cuestión de compromiso, de resistencia ante un régimen construido sobre ruinas humeantes y medio país perseguido, de continuidad en la lucha contra el nazifascismo más allá de las fronteras, más allá del tiempo y del espacio. Quico Sabaté, el más conocido de los guerrilleros libertarios, escondido en la casa del joven Lucio, fue su mentor; le enseñó todas esas cosas que no vienen en los libros y son tan necesarias en tiempos difíciles.

    El Che Guevara lo recibió y escuchó su plan para falsificar toneladas de dólares. La falsificación de moneda y documentación con intenciones desestabilizadoras era una vieja idea libertaria que Lucio Urtubia y algunos otros, Laureano Cerrada Santos es un antecedente claro, utilizaron cuantas veces consideraron necesarias. Siempre funcionó. El black power, montoneros, tupamaros y muchos más recibieron la aportación económica procedente de las planchas libertarias de Lucio. Los anarquistas franceses de acción directa, que aun tienen presos en las cárceles, y muchos otros, recibieron la solidaridad y la ayuda de Lucio Urtubia. Sigue ahí, con la puerta de su casa abierta, en un barrio de París.

    El apoyo mutuo y todas las ideas ácratas que las juventudes libertarias francesas y los combatientes antifranquistas transmitieron al joven albañil que, como Mera, nunca dejó la paleta, calaron hondo. El navarro maneja ideas claras: actuar más y hablar menos, trabajar, escuchar, aprender. Como referente histórico es innegable, acercarse a según que momentos, en según que sitios, es imposible sin Lucio y otros como él.

    Puede que la iconografía de nuestros tiempos, estos, prime perfiles amables, cómodos, fácilmente asimilables por el merchandising, digeribles, inofensivos. Es decir todo lo contrario a Lucio Urtubia. Un rebelde, un insumiso, un anarquista, un albañil. Inasimilable por la “gran sociedad”, se destaca lo espectacular de alguna de sus aventuras. Se minimiza su filantropía. Se difumina su figura. Ya se hizo antes. Con Seguí, Pestaña, Durruti, Sabaté y tantos otros. No hay un santoral anarquista por más que muchos insistan en ello. No hay mártires libertarios, ni líderes inatacables. Hay una historia. Innegable, como la trayectoria de Lucio Urtubia, de profesión albañil.

    Abel Ortiz | 19/12/2007, 05:26
  3. [Entrevista] Lucio, un albañil de la anarquía

    Lucio Urtubia es un albañil nacido en Navarra hace 76 años, famoso por su faceta de falsificador y expropiador al servicio de la lucha contra el capitalismo.

    Lucio es una inagotable cantera de anécdotas y de recuerdos atesorados en una larga e intensa militancia en el anarquismo. Hace unas semanas, aprovechando su presencia en unas jornadas libertarias organizadas por la CNT de Valencia en las que Lucio presentaría un documental que recorre su vida [Lucio] tuvimos ocasión de hablar con él, éste es el resultado de ese encuentro.

    ALB- Tú estuviste en Francia en la clandestinidad ¿Qué me puedes contar del mundo libertario de París de los años 50 y 60? ¿Te relacionabas con los grupos de París?

    Lucio Urtubia (L.U)- En los años 60 estaba con él Quico [Sabaté]. Yo cuando fui a Francia era un inocente y no sabía nada. Porque nosotros, así como aquí en Valencia y en el resto de España pues había una fuerza de izquierdas, en nuestra tierra la gente de izquierdas era una minoría y fue exterminada completamente. En nuestra tierra me aceptan todo lo que digo mis amigos vascos ¿sabes por qué? Porque cuanto más montaña, cuanto más euskera, cuanto más vasco… más católico. Y en la ribera de Navarra era donde había gente en las fábricas, en los sindicatos.

    (ALB: había un pueblo que se llamaba Allo que había un montón de CNT)

    L.U- Sí, sí, y Lodosa, en Lodosa hubo 160 fusilados de la CNT todos. Hay que decir la verdad, el cabrón de Franco supo lo que hizo, ya lo creo, si él se hubiera dormido dos años pues no sé dónde hubiéramos terminado. La revolución estaba en marcha, por ejemplo, en mi pueblo había 30 anarquistas, mi padre era socialista ¿qué es lo que hacían los anarquistas? pues ocupaban las tierras que estaban abandonadas. En nuestra tierra ocupaban los montes comunales, los dividían y la tierra se les daba a aquél que no tenía; por ser buenos los fusilaron.

    Hay un pueblo que se llama Sartaguda que es el pueblo de las viudas: no dejaron ni un hombre. Lodosa, al lado: 160 fusilados. Todos estos pueblos, Allo y todo eso, menuda si había, ya lo creo.

    ALB- En 1978 un grupo de compañeros te pide apoyo logístico para realizar una acción propagandística contra la dictadura de Videla durante el mundial de futbol argentina-78, ¿nos puedes contar un poco cómo se desarrolló y qué se pretendía con dicha acción?

    L.U- Hubo un grupo que quiso, cuando el golpe de Videla y toda esta gente, pues trató de boicotear el campeonato del mundo de fútbol. Dicho grupo también llegó a planear el intento de secuestro de Klaus Barbie. Era un grupo libertario de París y trataron de secuestrar a un futbolista para impedir que la selección francesa fuera a jugar a Argentina, y el primer rapto era Platini. Platini era el mejor jugador en aquella época en Europa, era muy importante, pero no pudieron hacerlo y entonces intentaron secuestrar al entrenador del equipo de Francia.
    Eran gente trabajadora en solidaridad con Argentina porque en aquella época era cuando en Argentina subían a la gente en los aviones y los tiraban al mar.
    Pues este grupo, un grupo de gente pobre, gente trabajadora, como ningún gobierno hacía nada y nadie hacía nada, pues estos muchachos como pudieron, con lo medios que tenían trataron de hacer esto.

    ALB- ¿Cómo se desarrolló la historia?

    L.U- Pues al fracasar los dos intentos de secuestro se anunció que el objetivo era mostrar la solidaridad con Argentina, y aunque eran poca gente y eran pobres no hubo investigación ya que era una denuncia, la única denuncia de lo que estaba sucediendo en Argentina y nadie quiso acusar a nadie y se trató de tapar la historia.

    ALB- En el terreno personal, ¿Te has sentido bien acogido en Francia?
    L.U- Yo no le doy importancia, yo he hecho lo que he querido siempre. Hago lo que me da la gana. Yo vivo independientemente de todas estas gentes, lo que me va es el hacer y si hoy estoy contigo y es para hacer algo: de acuerdo, pero si mañana duermes o nos dormimos pues se ha acabado, se ha acabado. Estoy muy cabreado porque hay formas y posibilidades de hacer y no se hacen. Hay tanta libertad como en España o más, porque no me digan que no hay libertad; bueno para el que está en la cárcel no hay libertad pero nosotros tenemos una libertad, joder, de hacer ciertas cosas. Lo que cuenta es luchar, además es un placer luchar, es un placer el hacer cosas.

    ALB- Mirando a la situación de hoy en día ¿Qué te parece la situación en Francia: todas las huelgas, huelgas de estudiantes, movidas en los barrios?

    L.U- Tendría que haber más. La gente habla pero todos votaron a Sarkozy y ahora lloran.
    Allí es muy complicado porque la gente es muy francesa y mientras no solucionen el problema de la inmigración. Es muy antipática hacia la gente emigrante, el francés es muy arrogante, es más nacionalista el francés que el vasco. Se creen que son... ¿qué es lo que son? Es un país muy reaccionario Francia. Desde hace años. Yo confío porque hubo la revolución francesa, la comuna... pero actualmente desde la ocupación por los alemanes, bueno mira el comportamiento con los españoles y aún no está resuelto; el comportamiento con África, lo que están haciendo hacia la pobre gente. Lo que Sarkozy está haciendo con los inmigrantes, y es porque la gente está de acuerdo sino no pasaría lo que pasa.

    No hay reacción contraria, nosotros somos más pobres en ciertas cosas, pero hay un ambiente en España, aún hay cosas en España, en cualquier pueblo hay gente por pequeño que sea, tienes un anarquista o unos anarquistas, en Francia no. El problema que hay en Francia es que está todo tan monopolizado en París que hasta para mear tienes que pedir permiso. Está tan monopolizado que todo lo que se hace pues son gente que es intelectual pero no hay ninguna repercusión ni con trabajadores ni nada. Ahí en Francia todos saben decir las cosas y son joyas hablando pero nada más, termina ahí.

    En cuanto a los periódicos, Le Monde, pues la mitad del periódico ha sido comprado por el país. Vas por ejemplo a nuestra tierra, al País Vasco, y ahí tienes 40.000 periódicos en todos los sitios, no sé si durarán, pero en Francia eso no existe. Y aquí lo que estáis haciendo de hablar de anarquía, allí ¿dónde vas hablar de anarquía? Allí, pues la federación anarquista, los amigos… pero son todos intelectuales, son todos profesores que ganan muy bien su vida pero no hay solidaridad porque nunca ha habido. En España los anarquistas nunca hemos tenido tantos medios económicos, allí hay pero aquí hay una solidaridad, aún hay un poco, allí no hay nada, joder, y todos los días estoy luchando y diciéndolo, yo soy un pobre diablo, no hacen falta medios para hacer ciertas cosas lo que hace falta es querer hacer las cosas y las cosas marchan cuando se hacen marchar pero allí ya os digo, la gente está muy dormida.


    ALB- Cambiando de tema, ¿Has conocido a gente famosa? ¿Tú conociste al Che, por cierto?

    L.U- Hombre, claro, he conocido al Che. Ha estado viviendo conmigo mucho el que estaba con él en Bolivia cuando murió el Che, él es de los tres que pudieron salir.

    ALB- ¿Cómo se llama?

    L.U- Benigno, Dariel Alarcón. Que hay gente que dice en que es un traidor porque no está con Fidel Castro. Alarcón es alguien muy interesante, estuvo viviendo mucho tiempo en mi casa, estaba viviendo en mi casa él y la familia, y en Cuba Fidel diciendo que el gobierno francés le había dado una porrada de millones y yo diciéndole: "lástima que no sea verdad" y estaba viviendo el pobre como vivía y al poco tiempo empezó a trabajar de albañil.

    Él ha escrito “Vida y Muerte de la Revolución Cubana”. Tenía 16 años cuando empezó, y su guajira tenía 15 años, fue a buscar leña y cuando bajaba con un fajo de leña estaba ardiendo su casa y su compañerica, la guajirica, dentro, la quemaron allí y entonces él ya se fue a la sierra, no sabía ni leer ni escribir a los 16 años. Se va a la sierra con Camilo Cienfuegos y el Che son los que enseñan a leer y escribir.

    Porque el amigo Fidel este es el hombre más perverso que la tierra ha dado pero el más inteligente también, éste como te eche la mano en el hombro, por lo que me han dicho y lo que he visto yo por mí, en cuanto te echa la mano en el hombro ya te ha convencido. Yo les dije a los muchachos del documental de San Sebastián: "tenéis que ser como Fidel: Fidel de los desastres hace victorias”. Va a Moncada y es un desastre, y hay un montón de muertos y un montón de gente en la cárcel. Pues es el día de la victoria.

    Él es el que liquida con su hermano a Camilo Cienfuegos, bueno, pues hace llorar a toda Cuba. Abandona al Che, lo abandona allí, crea los 17 guerrilleros que iban a liberar toda América, los abandona allí y abandona al Che, porque toda esta gente que van a Bolivia pues era gente que ya no contaba porque ya había cambiado, Fidel ya había cambiado, ya era pro-comunista, no es que hubiera cambiado, porque yo creo que desde muy joven ya era comunista; los abandona, pues bueno, hace mártir al Che, y le hace todos los elogios cuando es él el que lo ha traicionado, él es el que los ha traicionado, él es el que los ha abandonado. Todo desastres, todo victorias. A mis amigos les digo a veces. "Tenéis que ser como Fidel, de los desastres haced victorias". Mala persona Fidel, mala persona, pero muy inteligente.

    ALB. ¿Qué opinas de Hugo Chávez?

    L.U- No conozco mucho pero me parece que hace alguna cosica pero nada más. Se trata de aprovecharse, la desgracia que hay en esos países es por ejemplo, Fidel ha hecho lo que ha hecho con el pueblo cubano porque eran todos analfabetos, no había más que una docena de gente que sabía leer y escribir, se puede decir, y claro se ha aprovechado de ello y ésa ha sido la desgracia por eso yo estoy por la educación y la cultura. Te engañan porque quieren, pero ahí la pobre gente ha sido engañada.

    Batista ha sido menos autoritario que Fidel Castro, ha sido menos criminal que él con todo lo que es Batista le ha perdonado a Fidel un montón de veces la vida. El ministro del interior de Batista era el cuñado de Fidel. La madre de Fidel era íntima amiga de Batista porque era de las familias riquísimas aunque el padre de Fidel fue un pobre hombre sin saber leer ni escribir, a los 50 años aprendió a leer y a escribir su padre; inteligente el padre de Fidel, inteligente y trabajador, pero no sabía ni leer ni escribir. La madrastra de Fidel es la que le enseña.

    Todo eso es una ruina, lo que pasa es que la pobre gente creen lo que les dicen, Fidel es un bobo, ha sido capaz de engañar a los Estados Unidos mil veces sin embargo los rusos le engañaron a él, los rusos le compraron el azúcar tres veces o cuatro más caras de lo que estaban en comercios, pero no les han pagado ni cinco nunca; les dieron chatarra, camiones que no ha servido nunca, fábricas que no se han terminado nunca… y no, nunca jamás les han dado ni un clavo, pero se han llevado el azúcar. Era un pueblo que producía millones y millones de toneladas y ahora tienen que importar el azúcar, todo es así.

    En el País Vasco, yo no sé si son tan católicos y tan rezones en mi tierra con mala conciencia y es el pueblo que más ha ayudado a Cuba, el pueblo vasco. Es algo increíble, toda la gente, de derechas y de izquierdas. Pero una cosa es ayudar al partido comunista y otra cosa es ayudar al pueblo cubano. El pueblo cubano no se ha servido de nada, y la gente aquí en el País Vasco pues ha ayudado, pero muchísimo.

    La mayor parte de la gente, cuando la independencia de Cuba, pues de los 300.000 o 350.000 soldados que había españoles pues casi todos se quedaron allí. El padre de Fidel, cuando vuelve a España, pues su novia se le había casado y al hombre no le quedaba nada, pues se volvió a Cuba y es allí donde empezó.

    ALB- ¿Conoces la situación en algunos otros países aparte de Francia o Sudamérica?

    L.U- No conozco, no porque ¿sabes lo que ocurre? mira yo, a nivel económico no, pero a nivel personal soy muy egoísta, prefiero estar solo que mal acompañado, a mí lo que me interesa es ver a la gente que vale la pena, yo me enriquezco todos los días y no con cosas materiales… tengo para comer ¿para qué quiero más? a mí lo que me interesa es la gente.

    Por ejemplo, en el barrio donde vivo, eso era un barrio que nadie quería vivir antes había ocupas y gente pobre, Belleville el barrio más pobre de París. Y yo donde vivo lo compré por un pedazo de pan, se puede decir, y hoy día vale una fortuna. Hay gente que me dice ¿por qué no haces un garaje? ¿Por qué no un restaurante? Chorradas de esas, y es que la gente cree que la riqueza es nada más que el dinero y hay gente que, bueno, hay que saber ganar la vida también y porque hay gente que aunque les des lo que quieras no ganarán nunca nada, hay gente que la vida está hecha como está hecha.

    ALB- ¿Qué posibilidades le ves al anarquismo hoy en día?

    L.U- Muchas, todo está por hacer. Lo que estáis haciendo es importante. Nada más lo que estamos haciendo aquí pues es interesante; el escribir, leer, el escuchar, el ir y el hacer, si se puede hacer, hay que tener paciencia, sí se puede cuando se pueda, morder, cuando podamos morder pues se muerde. Yo fíjate la edad que tengo y aunque no tenga reflejos, digo pues en cuanto pueda hacer de las mías las haré. Pero todo es importante, un periódico es importante, todo es importante. Ya lo creo, todo. Que no digan la gente derrotista “¿para qué eso?” Pues a ver qué es lo que propones tú, si no propones nada, cállate. Todo está por hacer.

    ALB- ¿Qué te parece el documental que te han hecho? ¿Crees que refleja bien tu vida?


    L.U- Hombre, me entrevistaron 80 horas y han hecho una hora y media, o sea que me han jodido [risas] pero ahora hay otras proposiciones, son gente maja, sí.

    ALB- ¿Para hacer una película de ficción?

    L.U- Están trabajando, sí. Ya hay cierto gobierno que ha dado bastante dinero para hacer una película. Por una vez, los gobiernos van a gastar el dinero en algo bueno.

    ALB- ¿Quién va a ser el director? ¿los mismos que el documental?

    L.U- Si, los mismos. Ha sido gente seria, ha sido gente maja, yo no los conocía cuando vinieron a verme, porque me han propuesto varias veces varias cosas pero los he puesto en la calle a la gente, porque la gente lo único que les interesa son las chorradas de tiros, atracos y demás....

    ALB- Y para acabar, ¿qué te parece el frente que ha abierto la SGAE contra Alasbarricadas.org?

    L.U- pues que gracias a Dios que tenemos problemas, sino nos dormiríamos joder, claro que sí, hombre. Eso es la libertad, defender la libertad. Si te la dan ya no es libertad. El jugo de las cosas es cuando las haces, cuando las arrancas, cuando luchas por ellas. La burguesía defiende su libertad, vamos nosotros a defender la nuestra. Nada cae del cielo, todo hay que pagarlo. Y eso es. A parte de todos los inconvenientes, hay libertad, joder. El que no tiene libertad es el que está en la cárcel y antes tampoco había libertad, pero ahora hasta en Navarra se habla de anarquía en todos los periódicos. Que esa es una tierra muy católica.

    Para terminar quiero hacer un llamamiento a los usuarios de este portal, para que lo utilicen como el instrumento de lucha e información que es, y a que lo apoyen en todo momento y todo lugar.

    ALB Noticias | 14/01/2008, 11:05
  4. [Entrevista] Lucio, un albañil de la anarquía

    Lucio Urtubia es un albañil nacido en Navarra hace 76 años, famoso por su faceta de falsificador y expropiador al servicio de la lucha contra el capitalismo.

    Lucio es una inagotable cantera de anécdotas y de recuerdos atesorados en una larga e intensa militancia en el anarquismo. Hace unas semanas, aprovechando su presencia en unas jornadas libertarias organizadas por la CNT de Valencia en las que Lucio presentaría un documental que recorre su vida [Lucio] tuvimos ocasión de hablar con él, éste es el resultado de ese encuentro.

    ALB- Tú estuviste en Francia en la clandestinidad ¿Qué me puedes contar del mundo libertario de París de los años 50 y 60? ¿Te relacionabas con los grupos de París?

    Lucio Urtubia (L.U)- En los años 60 estaba con él Quico [Sabaté]. Yo cuando fui a Francia era un inocente y no sabía nada. Porque nosotros, así como aquí en Valencia y en el resto de España pues había una fuerza de izquierdas, en nuestra tierra la gente de izquierdas era una minoría y fue exterminada completamente. En nuestra tierra me aceptan todo lo que digo mis amigos vascos ¿sabes por qué? Porque cuanto más montaña, cuanto más euskera, cuanto más vasco… más católico. Y en la ribera de Navarra era donde había gente en las fábricas, en los sindicatos.

    (ALB: había un pueblo que se llamaba Allo que había un montón de CNT)

    L.U- Sí, sí, y Lodosa, en Lodosa hubo 160 fusilados de la CNT todos. Hay que decir la verdad, el cabrón de Franco supo lo que hizo, ya lo creo, si él se hubiera dormido dos años pues no sé dónde hubiéramos terminado. La revolución estaba en marcha, por ejemplo, en mi pueblo había 30 anarquistas, mi padre era socialista ¿qué es lo que hacían los anarquistas? pues ocupaban las tierras que estaban abandonadas. En nuestra tierra ocupaban los montes comunales, los dividían y la tierra se les daba a aquél que no tenía; por ser buenos los fusilaron.

    Hay un pueblo que se llama Sartaguda que es el pueblo de las viudas: no dejaron ni un hombre. Lodosa, al lado: 160 fusilados. Todos estos pueblos, Allo y todo eso, menuda si había, ya lo creo.

    ALB- En 1978 un grupo de compañeros te pide apoyo logístico para realizar una acción propagandística contra la dictadura de Videla durante el mundial de futbol argentina-78, ¿nos puedes contar un poco cómo se desarrolló y qué se pretendía con dicha acción?

    L.U- Hubo un grupo que quiso, cuando el golpe de Videla y toda esta gente, pues trató de boicotear el campeonato del mundo de fútbol. Dicho grupo también llegó a planear el intento de secuestro de Klaus Barbie. Era un grupo libertario de París y trataron de secuestrar a un futbolista para impedir que la selección francesa fuera a jugar a Argentina, y el primer rapto era Platini. Platini era el mejor jugador en aquella época en Europa, era muy importante, pero no pudieron hacerlo y entonces intentaron secuestrar al entrenador del equipo de Francia.
    Eran gente trabajadora en solidaridad con Argentina porque en aquella época era cuando en Argentina subían a la gente en los aviones y los tiraban al mar.
    Pues este grupo, un grupo de gente pobre, gente trabajadora, como ningún gobierno hacía nada y nadie hacía nada, pues estos muchachos como pudieron, con lo medios que tenían trataron de hacer esto.

    ALB- ¿Cómo se desarrolló la historia?

    L.U- Pues al fracasar los dos intentos de secuestro se anunció que el objetivo era mostrar la solidaridad con Argentina, y aunque eran poca gente y eran pobres no hubo investigación ya que era una denuncia, la única denuncia de lo que estaba sucediendo en Argentina y nadie quiso acusar a nadie y se trató de tapar la historia.

    ALB- En el terreno personal, ¿Te has sentido bien acogido en Francia?
    L.U- Yo no le doy importancia, yo he hecho lo que he querido siempre. Hago lo que me da la gana. Yo vivo independientemente de todas estas gentes, lo que me va es el hacer y si hoy estoy contigo y es para hacer algo: de acuerdo, pero si mañana duermes o nos dormimos pues se ha acabado, se ha acabado. Estoy muy cabreado porque hay formas y posibilidades de hacer y no se hacen. Hay tanta libertad como en España o más, porque no me digan que no hay libertad; bueno para el que está en la cárcel no hay libertad pero nosotros tenemos una libertad, joder, de hacer ciertas cosas. Lo que cuenta es luchar, además es un placer luchar, es un placer el hacer cosas.

    ALB- Mirando a la situación de hoy en día ¿Qué te parece la situación en Francia: todas las huelgas, huelgas de estudiantes, movidas en los barrios?

    L.U- Tendría que haber más. La gente habla pero todos votaron a Sarkozy y ahora lloran.
    Allí es muy complicado porque la gente es muy francesa y mientras no solucionen el problema de la inmigración. Es muy antipática hacia la gente emigrante, el francés es muy arrogante, es más nacionalista el francés que el vasco. Se creen que son... ¿qué es lo que son? Es un país muy reaccionario Francia. Desde hace años. Yo confío porque hubo la revolución francesa, la comuna... pero actualmente desde la ocupación por los alemanes, bueno mira el comportamiento con los españoles y aún no está resuelto; el comportamiento con África, lo que están haciendo hacia la pobre gente. Lo que Sarkozy está haciendo con los inmigrantes, y es porque la gente está de acuerdo sino no pasaría lo que pasa.

    No hay reacción contraria, nosotros somos más pobres en ciertas cosas, pero hay un ambiente en España, aún hay cosas en España, en cualquier pueblo hay gente por pequeño que sea, tienes un anarquista o unos anarquistas, en Francia no. El problema que hay en Francia es que está todo tan monopolizado en París que hasta para mear tienes que pedir permiso. Está tan monopolizado que todo lo que se hace pues son gente que es intelectual pero no hay ninguna repercusión ni con trabajadores ni nada. Ahí en Francia todos saben decir las cosas y son joyas hablando pero nada más, termina ahí.

    En cuanto a los periódicos, Le Monde, pues la mitad del periódico ha sido comprado por el país. Vas por ejemplo a nuestra tierra, al País Vasco, y ahí tienes 40.000 periódicos en todos los sitios, no sé si durarán, pero en Francia eso no existe. Y aquí lo que estáis haciendo de hablar de anarquía, allí ¿dónde vas hablar de anarquía? Allí, pues la federación anarquista, los amigos… pero son todos intelectuales, son todos profesores que ganan muy bien su vida pero no hay solidaridad porque nunca ha habido. En España los anarquistas nunca hemos tenido tantos medios económicos, allí hay pero aquí hay una solidaridad, aún hay un poco, allí no hay nada, joder, y todos los días estoy luchando y diciéndolo, yo soy un pobre diablo, no hacen falta medios para hacer ciertas cosas lo que hace falta es querer hacer las cosas y las cosas marchan cuando se hacen marchar pero allí ya os digo, la gente está muy dormida.


    ALB- Cambiando de tema, ¿Has conocido a gente famosa? ¿Tú conociste al Che, por cierto?

    L.U- Hombre, claro, he conocido al Che. Ha estado viviendo conmigo mucho el que estaba con él en Bolivia cuando murió el Che, él es de los tres que pudieron salir.

    ALB- ¿Cómo se llama?

    L.U- Benigno, Dariel Alarcón. Que hay gente que dice en que es un traidor porque no está con Fidel Castro. Alarcón es alguien muy interesante, estuvo viviendo mucho tiempo en mi casa, estaba viviendo en mi casa él y la familia, y en Cuba Fidel diciendo que el gobierno francés le había dado una porrada de millones y yo diciéndole: "lástima que no sea verdad" y estaba viviendo el pobre como vivía y al poco tiempo empezó a trabajar de albañil.

    Él ha escrito “Vida y Muerte de la Revolución Cubana”. Tenía 16 años cuando empezó, y su guajira tenía 15 años, fue a buscar leña y cuando bajaba con un fajo de leña estaba ardiendo su casa y su compañerica, la guajirica, dentro, la quemaron allí y entonces él ya se fue a la sierra, no sabía ni leer ni escribir a los 16 años. Se va a la sierra con Camilo Cienfuegos y el Che son los que enseñan a leer y escribir.

    Porque el amigo Fidel este es el hombre más perverso que la tierra ha dado pero el más inteligente también, éste como te eche la mano en el hombro, por lo que me han dicho y lo que he visto yo por mí, en cuanto te echa la mano en el hombro ya te ha convencido. Yo les dije a los muchachos del documental de San Sebastián: "tenéis que ser como Fidel: Fidel de los desastres hace victorias”. Va a Moncada y es un desastre, y hay un montón de muertos y un montón de gente en la cárcel. Pues es el día de la victoria.

    Él es el que liquida con su hermano a Camilo Cienfuegos, bueno, pues hace llorar a toda Cuba. Abandona al Che, lo abandona allí, crea los 17 guerrilleros que iban a liberar toda América, los abandona allí y abandona al Che, porque toda esta gente que van a Bolivia pues era gente que ya no contaba porque ya había cambiado, Fidel ya había cambiado, ya era pro-comunista, no es que hubiera cambiado, porque yo creo que desde muy joven ya era comunista; los abandona, pues bueno, hace mártir al Che, y le hace todos los elogios cuando es él el que lo ha traicionado, él es el que los ha traicionado, él es el que los ha abandonado. Todo desastres, todo victorias. A mis amigos les digo a veces. "Tenéis que ser como Fidel, de los desastres haced victorias". Mala persona Fidel, mala persona, pero muy inteligente.

    ALB. ¿Qué opinas de Hugo Chávez?

    L.U- No conozco mucho pero me parece que hace alguna cosica pero nada más. Se trata de aprovecharse, la desgracia que hay en esos países es por ejemplo, Fidel ha hecho lo que ha hecho con el pueblo cubano porque eran todos analfabetos, no había más que una docena de gente que sabía leer y escribir, se puede decir, y claro se ha aprovechado de ello y ésa ha sido la desgracia por eso yo estoy por la educación y la cultura. Te engañan porque quieren, pero ahí la pobre gente ha sido engañada.

    Batista ha sido menos autoritario que Fidel Castro, ha sido menos criminal que él con todo lo que es Batista le ha perdonado a Fidel un montón de veces la vida. El ministro del interior de Batista era el cuñado de Fidel. La madre de Fidel era íntima amiga de Batista porque era de las familias riquísimas aunque el padre de Fidel fue un pobre hombre sin saber leer ni escribir, a los 50 años aprendió a leer y a escribir su padre; inteligente el padre de Fidel, inteligente y trabajador, pero no sabía ni leer ni escribir. La madrastra de Fidel es la que le enseña.

    Todo eso es una ruina, lo que pasa es que la pobre gente creen lo que les dicen, Fidel es un bobo, ha sido capaz de engañar a los Estados Unidos mil veces sin embargo los rusos le engañaron a él, los rusos le compraron el azúcar tres veces o cuatro más caras de lo que estaban en comercios, pero no les han pagado ni cinco nunca; les dieron chatarra, camiones que no ha servido nunca, fábricas que no se han terminado nunca… y no, nunca jamás les han dado ni un clavo, pero se han llevado el azúcar. Era un pueblo que producía millones y millones de toneladas y ahora tienen que importar el azúcar, todo es así.

    En el País Vasco, yo no sé si son tan católicos y tan rezones en mi tierra con mala conciencia y es el pueblo que más ha ayudado a Cuba, el pueblo vasco. Es algo increíble, toda la gente, de derechas y de izquierdas. Pero una cosa es ayudar al partido comunista y otra cosa es ayudar al pueblo cubano. El pueblo cubano no se ha servido de nada, y la gente aquí en el País Vasco pues ha ayudado, pero muchísimo.

    La mayor parte de la gente, cuando la independencia de Cuba, pues de los 300.000 o 350.000 soldados que había españoles pues casi todos se quedaron allí. El padre de Fidel, cuando vuelve a España, pues su novia se le había casado y al hombre no le quedaba nada, pues se volvió a Cuba y es allí donde empezó.

    ALB- ¿Conoces la situación en algunos otros países aparte de Francia o Sudamérica?

    L.U- No conozco, no porque ¿sabes lo que ocurre? mira yo, a nivel económico no, pero a nivel personal soy muy egoísta, prefiero estar solo que mal acompañado, a mí lo que me interesa es ver a la gente que vale la pena, yo me enriquezco todos los días y no con cosas materiales… tengo para comer ¿para qué quiero más? a mí lo que me interesa es la gente.

    Por ejemplo, en el barrio donde vivo, eso era un barrio que nadie quería vivir antes había ocupas y gente pobre, Belleville el barrio más pobre de París. Y yo donde vivo lo compré por un pedazo de pan, se puede decir, y hoy día vale una fortuna. Hay gente que me dice ¿por qué no haces un garaje? ¿Por qué no un restaurante? Chorradas de esas, y es que la gente cree que la riqueza es nada más que el dinero y hay gente que, bueno, hay que saber ganar la vida también y porque hay gente que aunque les des lo que quieras no ganarán nunca nada, hay gente que la vida está hecha como está hecha.

    ALB- ¿Qué posibilidades le ves al anarquismo hoy en día?

    L.U- Muchas, todo está por hacer. Lo que estáis haciendo es importante. Nada más lo que estamos haciendo aquí pues es interesante; el escribir, leer, el escuchar, el ir y el hacer, si se puede hacer, hay que tener paciencia, sí se puede cuando se pueda, morder, cuando podamos morder pues se muerde. Yo fíjate la edad que tengo y aunque no tenga reflejos, digo pues en cuanto pueda hacer de las mías las haré. Pero todo es importante, un periódico es importante, todo es importante. Ya lo creo, todo. Que no digan la gente derrotista “¿para qué eso?” Pues a ver qué es lo que propones tú, si no propones nada, cállate. Todo está por hacer.

    ALB- ¿Qué te parece el documental que te han hecho? ¿Crees que refleja bien tu vida?


    L.U- Hombre, me entrevistaron 80 horas y han hecho una hora y media, o sea que me han jodido [risas] pero ahora hay otras proposiciones, son gente maja, sí.

    ALB- ¿Para hacer una película de ficción?

    L.U- Están trabajando, sí. Ya hay cierto gobierno que ha dado bastante dinero para hacer una película. Por una vez, los gobiernos van a gastar el dinero en algo bueno.

    ALB- ¿Quién va a ser el director? ¿los mismos que el documental?

    L.U- Si, los mismos. Ha sido gente seria, ha sido gente maja, yo no los conocía cuando vinieron a verme, porque me han propuesto varias veces varias cosas pero los he puesto en la calle a la gente, porque la gente lo único que les interesa son las chorradas de tiros, atracos y demás....

    ALB- Y para acabar, ¿qué te parece el frente que ha abierto la SGAE contra Alasbarricadas.org?

    L.U- pues que gracias a Dios que tenemos problemas, sino nos dormiríamos joder, claro que sí, hombre. Eso es la libertad, defender la libertad. Si te la dan ya no es libertad. El jugo de las cosas es cuando las haces, cuando las arrancas, cuando luchas por ellas. La burguesía defiende su libertad, vamos nosotros a defender la nuestra. Nada cae del cielo, todo hay que pagarlo. Y eso es. A parte de todos los inconvenientes, hay libertad, joder. El que no tiene libertad es el que está en la cárcel y antes tampoco había libertad, pero ahora hasta en Navarra se habla de anarquía en todos los periódicos. Que esa es una tierra muy católica.

    Para terminar quiero hacer un llamamiento a los usuarios de este portal, para que lo utilicen como el instrumento de lucha e información que es, y a que lo apoyen en todo momento y todo lugar.

    ALB Noticias | 14/01/2008, 11:05
  5. Lucio ,el anarquista irreductible

    Lucio ,el anarquista irreductible

    Lucio ,el anarquista irreductible | 14/01/2008, 11:07
  6. Lucio, el anarquista irreductible. Bernard Thomas

    No es fácil hacer un comentario de un libro como este, lleno de vitalidad, emoción, pasión... Difícil de resumir porque incluso sus extensas páginas son pocas para condensar una vida tan intensa.

    Lucio es el producto de un niño sensible y honesto en un mundo donde reina la violencia, la injusticia y la opresión. Nace en un pueblo de Navarra en el seno de una familia humilde. Sus condiciones materiales son tan escasas que Lucio sufre el desprecio de los que tienen, y se siente desde muy pequeño marginado y menospreciado. Las relaciones durante la adolescencia, cuando empiezan las amistades con el otro sexo, son patéticas. Una sociedad clasista y anclada en el pasado, recién salida de una guerra civil, impide que se formen parejas donde la economía de sus respectivas familias no esté equiparada. La gota que rebosa el vaso: un padre enfermo, sufriendo, que no puede aliviar sus dolores por falta de recursos económicos para adquirir medicamentos. Así comienza a forjarse su rebeldía contra el Poder e inicia su andanza para transformar la sociedad. Su vida desde entonces será un empeño constante, tenaz, con férrea voluntad para vulnerar las normas del juego que hacen factible el mísero, opresivo e injusto mundo en el que vive.

    Sus primeras ilegalidades comienzan en la frontera, pasando clandestinamente productos franceses a España. Empieza a constatar la hipocresía. Son los poderosos los que se enriquecen con el contrabando, con los oídos sordos y la vista ciega de las autoridades. Su primera gran proeza, donde muestra su inteligencia y astucia, es en el Ejército, cuando hacía el servicio militar. El primer susto serio: a punto de ser descubierto por la venta de ropa militar, tuvo que desertar y pasar a Francia. En España, si le cogen, le hubieran podido condenar a muchos años de prisión. Lo mismo que hacía Lucio lo hacían otros, pero no eran simples soldados. Los chanchullos para enriquecerse los podían hacer los jefes, los que tenían medallas, pero no un cualquiera.
    En Francia trabaja en la construcción. Al poco de su llegada al país vecino conoce a Francisco Sabaté, el Quico, y comienza sus andanzas en el mundo libertario, desconocido para él hasta entonces. El guerrillero catalán aparece en casa de Lucio en momentos de apuro. Sabaté está en plena acción contra la dictadura franquista, con incursiones habituales por los Pirineos.

    Siempre con la paleta para poder vivir, en su tiempo libre Lucio es un inagotable, incansable y activo anarquista que no deja de pensar cómo hacer para luchar por la causa. El anarquista irreductible tiene como lema «ladrones privados contra ladrones de Estado». El dinero que se obtiene por otros medios que no sean la paleta serán destinados a difundir las ideas, ayudar a compañeros en situaciones difíciles..., pero no para vivir. Lucio es un trabajador de la construcción, no un revolucionario a sueldo.

    Son varios los casos por los que Lucio es más conocido. Cuando Albert Boadella fue procesado por representar La torna con la compañía Els Joglars, Lucio le facilitó un pasaporte perfecto. El cómico catalán pudo salir y entrar en España cuantas veces quiso, sin ningún problema. Eran los inicios de la democracia en España, y ya para entonces el anarquista irreductible era un gran experto y especialista en falsificación de documentos.

    El caso más sobresaliente es el de los falsos cheques de viaje. Eran tantos y tan bien confeccionados que incluso los más expertos peritos del propio banco dudaban de cuáles eran auténticos y cuáles falsos. La situación era realmente preocupante para el banco americano First National City Bank, rebautizado Citibank. Altos directivos tuvieron que desplazarse a Francia para solucionar el problema porque de seguir así el banco iba a la quiebra. Lucio está acorralado y casi sin salida, las autoridades galas ya le han detenido en diversas ocasiones y ha estado varios meses en la cárcel. Los directivos del banco quieren negociar, pero no con un simple operario detenido, quieren hablar con el jefe de la banda. Los ejecutivos americanos no alcanzan a comprender cómo un trabajador de la construcción, que vive de un salario, puede tener la capacidad de hacer cheques falsos y que los destine a una causa que no alcanzan a comprender, y no para sí mismo, para poder vivir mejor sin trabajar. Después de interminables discusiones y acusaciones subidas de tono llegan a un acuerdo: Lucio entrega las planchas con las que elaboran los cheques de viaje y el Banco retira la demanda.

    No solo no entendían su actitud los directivos americanos. Las autoridades francesa tampoco alcanzan a comprender su entrega a la lucha contra las injusticias. Durante uno de los registros de su casa, la policía encuentra un cheque auténtico, firmado para poder cobrarlo, y Lucio nunca hizo uso de él. Este cheque se lo había proporcionado años atrás un directivo del Barcelona cuando por un procesamiento tuvo que salir de España para evitar la cárcel. Quien le proporcionó un perfecto pasaporte falso para irse a América fue Lucio. El directivo, tratando de compensar su noble gesto, le entregó el cheque. Las autoridades se preguntaban ¿por qué no ha hecho uso de este cheque legal y fabrica cheques falsos?

    Tampoco era entendido entre los presos de la cárcel. En realidad era un bicho raro para chulos de putas que se muestran orgullosos de vivir del dinero que obtienen con la prostitución de algunas mujeres, traficantes de todo tipo, sicarios... No podían comprender cómo un hombre falsificaba documentos para ayudar a gente perseguida en lugar de hacerlo en beneficio propio. La cárcel fue una dura experiencia para una vida ya marcada por el sufrimiento. Lo que le salvó a Lucio de perder la vida o el sentido común en situaciones límites fue la intuición y el trabajo.

    El sufrimiento no solo fue durante su niñez. Las decepciones vienen con la edad, cuando las penas son más profundas, más dolorosas, cuando se conoce el desengaño y se es más consciente de todo. El conocido modisto Paco Rabanne adquirió una antigua fábrica de la época de la Primera Guerra Mundial para rehabilitarla. Le encarga el proyecto a Lucio, que se muestra encantado. Por fin, sin patronos, entre los compañeros se muestra dispuesto a armonizar la práctica con sus ideas. La realidad, un auténtico fracaso; los revolucionarios no acuden a trabajar. Lucio empieza a comprender que al revolucionario se le conoce por el trabajo, pero los más revolucionarios, los más radicales, aunque sin patrono, le tienen alergia a la tarea. Ellos están destinados a transformar el mundo, no a ir todos los días a trabajar. Sin embargo, la revolución no se alcanza por un hecho aislado o heroico, sino con el trabajo y el ejemplo diarios. La revolución es una forma de vida, no es un puerto o estación a los que haya que llegar, es un interminable camino que ha de ir recorriendo la humanidad. Alcanzar una revolución final, si es que existiera, supondría el final de la vida humana. Una revolución nunca se puede dar por concluida, entre otras razones porque la imaginación humana no puede alcanzar a vislumbrar todo cuanto una sociedad puede desarrollar o realizar. Cuando una revolución triunfa, inmediatamente muere, porque siempre hay algo por cambiar que está en el horizonte de la humanidad.

    Otro tema de reflexión que nos plantea Lucio es el de la violencia, un drama anarquista. El uso de esta implica una contradicción irresoluble para el libertario. Aquel que la utiliza puede cambiar la realidad social al menos por un tiempo, a través de la fuerza o del terror, pero acaba siendo compañera inseparable y herramienta de viaje, y se concluye cometiendo injusticias similares a las que realizan los opresores a los que se combate. A la larga se acaba utilizando no contra el enemigo contra el que se empezó a utilizar, sino contra todo aquel que acabe disintiendo de la opinión del que la usa, que suelen ser los compañeros de viaje. Los pasos de Lucio han ido encaminados a la consecución de los objetivos sin el uso de la violencia física, sin víctimas. Hábil y astuto, cuando la policía quería echarle el guante ya había desaparecido con el botín. Empeñado el Poder en transmitir la idea de que el anarquismo es la respuesta violenta a situaciones sociales, algunos compañeros parece que se han creído el mensaje que emana de Arriba y actúan reproduciendo el esquema que diseña el Estado. No es por la fuerza, es a través del convencimiento mediante el conocimiento. El fin no justifica los medios; los medios son los fines.

    Habrá quien pueda pensar que una editorial comercial, como es Ediciones B, se haya prestado a publicar el libro de un anarquista por el hecho de ser un fabuloso falsificador de cheques para estafar al Capital, cuando poca atención presta a dar a conocer obras constructivas como las de la Revolución española. Cuestiones como estas, que se pueden plantear, son discutibles. Quizás alguien ajeno a nuestros medios pueda confundir el mensaje. Mas de la lectura meditada del libro creo que lo que transmite queda claro. Los trabajadores son los que hacen los pueblos, que procuran que funcionen y que se pueda vivir en ellos, y es el trabajo la base de una sociedad libertaria y solidaria. Debe quedar claro que Lucio no solo falsificó cheques para la causa, preparó en muchas ocasiones pasaportes para que los compañeros pudieran salir de situaciones muy difíciles en países con dictaduras y golpes militares que al grito descerebrado de ¡viva la muerte! tratan de erradicar el pensamiento.

    Amador

  7. lucio

    ya era hora de que se hable en un medio como el cine, de gente luchadora y con principios, de estos debemos aprender.

    kuko | 04/02/2008, 13:18
  8. Lucio Urtubia: “La vida es la acción, el hacer el bien”

    Lucio Urtubia, 77 años, albañil, anarquista, con toda una vida de lucha y aventuras a sus espaldas (la más conocida de ellas, la falsificación de cheques del CityBank, que estuvo a punto de hacer quebrar el banco y cuyos beneficios fueron utilizados para ayudar a movimientos guerrilleros en Latinoamérica), nos visitó en la Conferencia Sindical que se ha celebrado a finales de febrero en Bilbao. Acababa de llegar de Sudamérica, de donde viene muy gratamente impresionado por todo lo que está haciendo allí el movimiento libertario. Hablamos con él de éstas y otras cosas en un bar cercano a Bilborock, donde tenía lugar la Conferencia.

    RyN: Se acaba de estrenar un documental sobre tu vida. ¿Cómo surgió esto y qué sentimientos tienes después de toda esa vida de luchador?

    Lucio: Pues verdaderamente me siento recompensado, pero yo no merezco más que el resto de la gente, especialmente todos los compañeros que han perdido sus vidas en las cárceles o en otros sitios. Además, lo que yo soy lo debo a las ideas libertarias. Me siento recompensado hoy día por el documental, por los elogios que recibo de la prensa y de la gente, tanto aquí como en Latinoamérica. Pero me siento recompensado sobre todo porque veo que las ideas autogestionarias, libertarias, anarquistas, están en esos países como estaban aquí en los años treinta. Es algo increíble: la gente pobre cómo se interesa, cómo se responsabiliza, cómo es creadora, mientras que nosotros, aquí, con las riquezas que tenemos hoy, hemos perdido la noción de la creatividad.

    RyN: Cuando eras joven, lo que te empieza a mover es una rebeldía contra la injusticia y contra el autoritarismo. ¿Cómo esa rebeldía te convierte en anarquista y libertario? ¿Cómo llegas a este campo?

    L: Siempre lo he dicho, y hoy, más que nunca, continúo diciéndolo. Para mí, mi riqueza fue la pobreza. Yo no defiendo la pobreza, pero para mí fue eso: la pobreza es la riqueza. Cuando se es pobre, lo lógico es rebelarse contra la injusticia y los opresores. Es como el individuo que está en la cárcel: si lo acepta, es un preso; pero si no acepta la supresión de su libertad, es una persona libre, aunque no esté en la calle. Yo defiendo a los pobres porque ellos son los creadores de todo, mientras que la riqueza es la creadora de las guerras, del miedo, de los odios, de los antagonismos…

    RyN: En la película y en el libro vemos que tu trabajo en contra del poder siempre era un trabajo que favorecía a mucha más gente más allá del campo libertario. ¿Por qué tuviste una relación más directa con otros grupos que con la CNT, digamos, “oficial”?

    L: La primera vez, el Secretario de la CNT, en Toulouse, quiso mandarme a España para hacer dos trabajos. Y los papeles que él me prometía y yo vi eran malísimos. Yo, siendo un niño, le contesté mal, y dije: “no me extraña que hagáis las cosas mal y que mucha gente pierda la vida o años de cárcel”. Yo no soy más inteligente que otros, al contrario, pero he tenido el olfato de no tener confianza en la gente que tenía el “poder” en la CNT. Y no quiero hablar de una mujer como la Federica Montseny: otros han tenido tanto poder como ella o más y lo han hecho muy mal. Yo soy de los que dicen que es suficiente un individuo para arruinar una organización, como es suficiente un individuo para arruinar un trabajo, o cualquier cosa. Y eso es lo que ha ocurrido. En nuestra organización ha habido tres o cuatro jerifaltes que no han sabido hacer lo que había que hacer y que han estado ahí presentes. Si esta gente hubiese estado durmiendo o trabajando… Ni han sido trabajadores ni han sido anarquistas: han sido unos vividores. Y el que conoce la organización sabe a quién hago referencia.

    RyN: Tú dices que para ser revolucionario, para hacer la autogestión, para ser anarquista, hay que ser trabajador. Defiendes el trabajo como un concepto esencial para cualquier proyecto humano…

    L: Sí. Sin el trabajo no somos nada. Primeramente, lo que acabo de decir: estos compañeros que mencionaba no han sido trabajadores. Los anarquistas han sido siempre una organización de trabajadores. Si queremos hablar de autogestión, hay que trabajar. Para conocer los problemas y ocuparse de una forma autogestionaria, hay que trabajar. Por ejemplo, en Brasil, los basureros… ¿Por qué hablan ellos y pueden enfrentarse con ministros, con intelectuales y con quien quieran? Porque hablan de su trabajo. Porque saben de qué hablan. Los ministros, los jerifaltes, hablan también de lo suyo. Cada uno tiene su educación y su cultura… Yo he tratado con gente de altos poderes y ellos tienen su educación, pero yo tengo la mía, y la mía es la que yo defiendo y es la que verdaderamente me ha salvado. Y la mía es el trabajo: sin el trabajo yo no soy nada.

    RyN: Desde hace bastantes años has creado en París, donde vives, un centro cultural, un espacio libertario, llamado “Espace Loise Michel”, donde se reúnen anarquistas y libertarios de diferentes tendencias para celebrar sus reuniones, hacéis exposiciones, teatro… ¿Cómo ves el anarquismo hoy día en Francia? ¿Cuál es el nivel de militancia de estos anarquistas?

    L: Veo que en el movimiento libertario francés, como en el español, nunca hemos tenido las posibilidades y las riquezas que se tienen ahora. Y he conocido a la gente libertaria en el exilio. Me acuerdo de un tipo como Cipriano Mera, como aquellos viejos que lo primero que hacían todos los meses era ir a por su sello, a pagar su sello, aunque no tuvieran un real, aquella gente… Pero cotizaban a la organización porque había que hacerla funcionar. Hoy día, la gente, como tiene más medios, no se acuerda. Los medios que se pueden aportar no sirven para nada. A lo mejor porque no sabemos hacer las cosas. Cuando yo veo la cantidad de gente que hay en la CGT. Hay miles de personas. Muchísima más gente que la necesaria para hacer y crear una situación verdaderamente. Lo que me gustaría, puesto que acabo de venir de Argentina, Uruguay y Brasil, es que si no sabemos hacer hoy aquí ciertas cosas con estos medios, pues habría que ir allí a ayudarles. Porque esta gente, con poco, hace mucho; mientras que nosotros, con mucho, no hacemos nada. Y seguramente es porque no sabemos. Yo no estoy en contra de las riquezas: estoy en contra de la mala utilización de las riquezas. Si las riquezas sirven para lo que hacen los EE.UU., ese pueblo que fue creado por los muertos de hambre del mundo entero… Si las riquezas sirven para hacer las guerras y matar a la gente, estoy en contra de ellas.

    RyN: Por primera vez en tu vida, con 77 años, has hecho un viaje por Latinoamérica. Has estado en Uruguay, Brasil y Argentina y has conocido un anarquismo diferente, organizado e insertado socialmente. ¿Cómo ves esas diferencias entre aquí y allí y cómo ves ese anarquismo?

    L: Yo lo veo como una alternativa para nosotros, de la misma forma que en cierta época, incluso hoy día en el aspecto histórico, el movimiento libertario español fue un ejemplo. Que eso no se ha escrito aún, pero el mundo entero está al corriente de lo que se quiso hacer aquí. Para mí estaban locos, era utópico, lo que queramos decir, pero es algo de lo que todo el mundo tendría que estar orgullosísimo, lo que quisieron hacer esa gente. Cambiar el mundo. Porque no luchaban sólo para las colectividades: luchaban para el mundo entero. Además, la historia nos probó que esa gente, loca, utópica o lo que queramos, después fue la que participó en contra del fascismo, durante tres años en España y después cuatro en la guerra mundial. Volviendo a la pregunta, para mí, lo que he visto en estos países es algo que no se puede explicar. Esta gente es pobre, pero en mi opinión la riqueza es lo que ellos están haciendo. Tienen salarios de miseria, pero viven. Y no hacen falta fortunas para vivir. Porque, para mí, la vida es la acción, el hacer el bien. Yo creo que ésa es la riqueza.

    RyN: ¿Es para ti una esperanza lo que has visto en América Latina?

    L: Sí, para mí es la esperanza del mundo. Porque este mundo está mal… ¿Qué nos han hecho los niños que vemos en Irak, en África…? Esos niños que no tienen nada y además les matan. ¿Qué mal han hecho a nadie? Y siempre por intereses económicos…

    RyN: ¿Quieres añadir algo más para terminar?

    L: Hay que insistir. Es como el herrero, que a fuerza de martillazos en el mismo sitio consigue trabajar el hierro. Nosotros igual. Ayer les decía a los de la TV: “me ha quitado veinte años de encima lo que he visto en estos países”. Es tan extraordinario… Hay que insistir sobre todo en ayudar a esa gente. Lo que he visto aquí es enorme. Allí no necesitan todo lo que nosotros tenemos. Con un poco pueden hacer muchas cosas.

    José María Olaizola | 24/03/2008, 19:44
  9. Entrevista con Lucio, anarquista irreductible

    De nuevo a la carga desde Radio Ondaexpansiva con una nuevo programa en el que hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Lucio Urtubia, aprovechando la presencia de este compañero en Burgos para presentar un documental que narra parte de su experiencia vital. Lucio es uno de los muchos anarquistas que tras la Guerra Civil hubo de exiliarse en Francia. Su particular historia se entremezcla con gran parte de los principales acontecimientos históricos de mediados del siglo XX.

    Expropiador de bancos, genial falsificador que puso en jaque a una de las principales entidades bancarias del planeta, anarquista irreductible, procesado por una de las acciones de los GARI, pero por encima de todo, albañil de profesión.

    ondaexpansiva.net

    ondaexpansiva.net | 09/08/2008, 05:41
  10. Entrevista a Lucio Urtubia

    En Lliure Directe entrevistamos a Lucio Urtubia. El pásado Viernes 14 de diciembre de 2007 a las 18.30 H en las Jornadas Libertarias organizadas por la CNT AIT de València se proyectaba el documental «Lucio». «Anarquista. Atracador. Falsificador. Pero sobre todo... Albañil». La mañana del mismo viernes Lucio se paso por los estudios de Ràdio Klara y charlamos con él.

    Entrevista a Lucio Urtubia | 09/08/2008, 05:44
Afegeix un comentari
ATENCIÓ: no es permet escriure http als comentaris.

Els comentaris són moderats per evitar spam. Això pot fer que el teu escrit tardi un poc en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS