Administrar

Campanya de CNT contra les joguines bèl·liques i sexistes

estelnegre | 15 Desembre, 2006 12:26

Campanya de CNT contra les joguines bèl·liques i sexistes

LA NO VIOLÈNCIA COM A VALOR EDUCATIU

No regalis violència

El joc, juntament amb les necessitats bàsiques de nutrició, salut, protecció i educació, és essencial per a desenvolupar el potencial de nens i nenes. El joc és instintiu, espontani, natural i exploratori. El joc és comunicació i expressió, combinació del pensament i acció; brinda satisfacció i sentiment d’assoliment. Està relacionat amb tots els aspectes de la vida i contribueix al desenvolupament físic, mental i social de les nenes i els nens. És un mitjà d’aprendre a viure, no és un mer passatemps i per tant les joguines han d’estar al servei dels nens i les nenes i no al revés.

Comprar una joguina o una altra és inculcar una manera de vida al nen, a més de contribuir o no al seu desenvolupament físic, emocional o social segons la joguina escollida. La joguina, com l’educació no és neutral. Un aparador de joguines és la còpia del món dels adults: els majors es maten, es preparen per a la guerra, fan distinció entre sexes...

Sabem que el cinema i la televisió introdueixen a les nenes i nens en un ambient d’agressivitat. Així mateix les joguines bèl·liques i sexistes no fomenten la col·laboració, sinó la competència, el típic "jo et puc", el vell esquema de "bons contra dolents". Suposen la iniciació a un sistema social competitiu i violent. Així, la violència assumida pels nens i nenes serà en el futur la base de les relacions socials: el més fort triomfa, té raó i, a més, és el bo. Matar i morir forma part del joc, i en això subjeu un menyspreu per la vida humana. Existeixen joguines molt més adequades que les bèl·liques per a orientar cap a una creativitat constructiva la nostra agressivitat natural, que no hem de confondre amb violència.

El major problema que genera regalar joguines bèl·liques és que en comprar-les, els estem dient als nens/as que ens sembla bé que hi juguin i per tant que la guerra i la violència ens semblen bé com a solucions als problemes.

No regalis violència

Per altra banda resulta indignant que mentre la nostra societat està en un procés de canvi les joguines presenten la societat de fa 20 anys i no la d’ara. No és cert que la dona estigui actualment tancada a casa i no tingui altra opció professional. No és cert que els homes no canviïn bolquers. Les joguines que regalem als nostres fills són joguines per al passat, o són joguines per al futur? Aquestes joguines sexistes reprodueixen els rols clàssics de l’home i la dona, es converteixen en un instrument ideològic del que se serveix el sistema per a perpetuar-se. D’aquesta forma els nens i nenes, per mitjà de la joguina, assimilen la discriminació i reprodueixen els esquemes masclistes i patriarcals que imperen en la societat, esquemes que es reflecteixen principalment en la diferenciació dels jocs i les joguines segons els sexes, creant al baró possessiu i actiu i a la dona «cenicienta» de la llar dedicada al marit i als seus fills, sense tenir possibilitats de complir altre paper en la societat. La solució doncs no consisteix tant que els nens hagin de jugar amb canells i les nenes amb cotxes, sinó a superar la dualitat tradicional «això és de nens» i «això és de nenes», i permetre que les joguines siguin emprades per ambdós sexes indistintament; de fet, si observem la realitat, encara que tants nens com nenes juguen amb ninots que uns ninots siguin per a nenes i altres per a nens és culpa nostra. Seria convenient fomentar el desig en els/les menors de trencar barreres o vedats privats així com la curiositat per allò desconegut, per allò nou, no experimentat i comprovar vivencialment l’atractiu que poden resultar aquestes noves activitats no agressives.

És preocupant la indiferència de la societat pel que fa a la importància del joc, i la creixent explotació comercial de la infància a través dels mitjans de comunicació i producció. El que importa és vendre més per a guanyar més, que aquestes joguines siguin educatives o no, queda fora dels plantejaments del mercat capitalista, que busca els seus interessos i no els dels nens i nenes.

El que està en les nostres mans és no estimular les joguines bèl·liques i sexistes. No es tracta en cap cas d’imposar gens, ni de prohibir, sinó de transmetre valors. Els nostres nens/as imiten pautes de conductes observades en els majors, assumeixen els rols viscuts en les seves cases; en el col·legi, en el carrer i els reprodueixen fidelment. De la mateixa manera interioritzen la valoració que aquests rols adquireixen en la societat. L’important és oferir-los nous patrons i models de relació entre persones i gèneres. Amb tot això no volem ser deterministes ni fanàtics, veient per exemple en el nen que juga amb una joguina bèl·lica un futur assassí, però si volem crear consciència sobre aquest problema, que deriva en futures conductes humanes de trista actualitat com la violència de gènere o les injustícies que generen els conflictes armats de llarg a llarg del nostre planeta.

Les joguines han de potenciar la capacitat creativa i intel·lectual individual, a més de desenvolupar la cooperació i relació amb altres nens i nenes.

Si és a les teves mans, evita regalar joguines bèl·liques i sexistes.

Creus que és bona idea que els teus fills assumeixin la violència com una part fonamental de les seves vides? Si és a les teves mans, evita regalar joguines bèl·liques o, possiblement, faràs dels teus fills persones fàcilment manipulables per institucions que els utilitzaran al seu antull per a participar en les seves guerres-negoci i matar a persones que ni tan sols han tingut temps de conèixer.

Recorda: el 90% de les víctimes de les guerres són civils i més de la meitat nens com el teu.

NO REGALIS VIOLÈNCIA

No regalis violència

CNT-AIT

CNT-AIT

Sindicat d’Oficis Diversos Ciutat de Mallorca

Ateneu Llibertari Estel Negre

Comentaris

  1. Campaña -Juguetes para amiguetes-

    La Asociación Juvenil Cultural Cóndor ha comenzado una campaña, denominada -Juguetes para amiguetes, por una nueva forma de jugar y de vivir-.

    Cuando se acercan las fiestas navideñas, muchos padres se encuentran con el problema de qué juguetes comprar a sus hijos/as, aparte de las considerables cantidades de dinero que se dedican a tal fin.

    La Asociación Cóndor, aprovechando esta ocasión, quiere exponer su opinión ante el tema, dada la importancia que el juego y el juguete tienen en la vida del niño o niña.

    A menudo los mayores consideramos el juego como algo sin importancia, cuya única función es entretener al niño, pero la realidad nos demuestra que el juego es la actividad central de la infancia. Y el juguete es la principal herramienta para los juegos, por esto es importante saber elegir el juguete apropiado a cada niño y a cada edad.

    Ante los juguetes bélicos, sofisticados y sexistas, Cóndor propone un juguete que reúna las siguientes características:

    * ACTIVO: El niño o niña debe poder manejarlo, moverlo, desarmarlo si es preciso, cambiarlo de forma. Se trata de conseguir que en el juego el gran protagonista sea el niño, no el juguete.

    * EDUCATIVO: Los juguetes que ofrezcamos a nuestros hijos deben ayudar a despertar, en ellos, sentimientos pacíficos, de compañerismo, de amistad y que potencien su capacidad creativa e intelectual.

    * FÁCIL: En su manejo, no muy complicado, ni tan frágil que tenga que estar recogido en un armario.

    * CREATIVO: Que haga pensar al niño, que le haga utilizar su imaginación y su fantasía. Este desarrollo de la creatividad es fundamental, pues hará que mañana sea un hombre capaz, una mujer segura, con posibilidades de transformar esta vida en otra más humana.

    Correo-e: condor@grupocondor.org
    Asociación Juvenil Cultural Cóndor
    La Curva, 5 – 2º - 04007 Almería. Teléfono y fax 950 255378.
    http// www.grupocondor.org

    Grupo Cóndor | 16/12/2006, 06:51
  2. Juguetes sexistas y/o bélicos. Preguntas y respuestas

    ¿Por qué forzar a las niñas a jugar con juguetes (que tradicionalmente se consideran de niños y viceversa) cuando espontáneamente no lo harían?

    No se trata en ningún caso de imponer nada, ni de forzar a nada, ni a nadie y tampoco de prohibir, en realidad el problema estriba en considerar «espontáneo», «innato», «connatural» algo que es «aprendido», «educacional» y «cultural». Nuestros niños/as imitan pautas de conductas observadas en los mayores, asumen los roles vividos en sus casas; en el colegio, en la calle y los reproducen fielmente. Del mismo modo interiorizan la valoración que estos roles adquieren en la sociedad. Lo importante es ofrecerles nuevos patrones y modelos de relación entre géneros.

    No consiste tanto en que los niños deban jugar con muñecas y las niñas con coches, como en superar la dualidad tradicional «esto es de niños» y «esto es de niñas», y permitir que los juguetes sean empleados por ambos sexos indistintamente; de hecho, si observamos la realidad, aunque tantos niños como niñas juegan con muñecos, es una necesidad. El que unos muñecos sean para niñas y otros para niños es culpa nuestra. Sería conveniente fomentar el deseo en las/os menores de romper barreras o cotos privados así como la curiosidad por lo desconocido, lo nuevo, lo no experimentado y comprobar vivencialmente lo atractivo que pueden resultar estas nuevas actividades.

    ¿Qué pasa cuando a un niño que intenta jugar a las casitas o a las muñecas le discriminan y le llaman nena?

    Cuando a un niño lo llaman «nena» nos tenemos que preocupar por el valor que tiene este insulto para él. Esta burla no tendrá tanta repercusión en un niño que observa que sus modelos referenciales, personas que admira (padre, hermano, un amigo, su profesor) realizan con gusto y satisfacción aquellas actividades por las que a él le llaman nena. Aunque la existencia de estos patrones es primordial, será necesario que además el niño tenga confianza en sí mismo y que reforcemos su auto-aprecio, su autonomía, etc. No olvidemos que la educación para una sociedad no-sexista exige una educación para la resolución de conflictos y esto podrá realizarse de forma positiva, creativa y constructiva en la medida que el niño tenga seguridad en sí mismo y en el medio que le rodea.

    Aunque los patrones de comportamiento se buscan en personas del mismo sexo, esto no significa que educadores de otro sexo no puedan realizar una discriminación positiva hacia actitudes y comportamientos tradicionalmente clasificados como del «sexo contrario», así será muy valiosa su aportación cuando resalten y ensalcen manifestaciones de ternura, de sensibilidad, de tacto, de preocupación por los compañeros y compañeras, etc. por parte de los niños. Fomentar nuevas capacidades psicológicas, manuales, físicas e intelectuales no sólo favorecerá la convivencia entre sexos, sino que además enriquecerá a las niñas y a los niños como personas.

    Cambiar los juguetes antes de que cambie la sociedad, ¿no es empezar la casa por el tejado?

    La realidad que vemos es que nuestra sociedad está en un proceso de cambio, y los juguetes presentan la sociedad de hace 20 años, pero no la de ahora. No es cierto que la mujer esté actualmente encerrada en casa y no tenga otra opción profesional. No es cierto que los hombres no cambien pañales o den de comer. No es cierto que la familia «normal» tenga padre y madre. Y cada día que pasa estas afirmaciones van a ser menos ciertas. El hecho de que los mass-media, la publicidad, los cuentos infantiles sigan dando una imagen del pasado es algo ante el que poco podemos hacer, tan sólo no comprar o no mirar. Pero de los juguetes que compramos somos totalmente responsables. ¿Los juguetes que regalamos a nuestras hijas/os son juguetes para el pasado, o son juguetes para el futuro?

    Las niñas al integrarse en los juegos de «sólo para chicos» se sienten en inferioridad de condiciones: fuerza, agilidad... ¿no es esto más contraproducente, sobre todo para la autoestima, que el simplemente no jugar?

    No es cierto que las niñas sean menos ágiles que los niños y es muy discutible que sean menos fuertes. Para saltar a la goma de hecho se necesitan habilidades complejas y diversas, tanto o más que para jugar al fútbol. Lo que sucede normalmente cuando una niña intenta jugar al fútbol por primera vez es que argumentarán que juega mal porque «es niña», por el contrario cuando un niño juega por primera vez, le dirán que es novato y patoso; contra ésto podrá luchar e intentar superarse, contra «ser niña» no se puede hacer nada, excepto ser conscientes de que eso no es ninguna limitación real para realizar cualquier tipo de actividad, sino un estereotipo cultural.

    No debemos olvidar, no obstante, que si bien ’las niñas sufren las consecuencias de unos estereotipos que acortan y limitan sus potencialidades, los niños sufren las exigencias impuestas por la sociedad a los «machos», que en muchas ocasiones pueden ser asfixiantes y originar complejos.

    Puesto que las niñas son las que generalmente se integran dentro de los juegos de los niños y no tanto al contrario, ¿cómo lograr que aparezca interés por parte de los niños hacia juegos considerados de niñas?

    Es lógico que para las niñas sea más fácil ju_ gar a juego de «niños» que al revés, ya que existe una actitud generalizada, inmersa en todos los aspectos culturales y sociales, de desvalorizar aquellas tareas, valores y capacidades asignadas a las mujeres. Tendremos que revisar nuestro papel como educadores/as, los valores explícitos e implícitos, y desde un análisis crítico trabajar para la consecución de un verdadero cambio de actitudes, No es el mejor camino para lograr que los niños salten a la comba tener que decirles que los boxeadores, para mantener su fuerza física, realizan este ejercicio muy a menudo.

    Aunque los mensajes de discriminación por sexo no dependen tan sólo de nosotros/as (existe multitud de emisires a los cuales son sensibles: familia, medios de comunicación, calle, escuela".) deberemos ir facilitando y potenciando que los juguetes y juegos no reproduzcan roles tradicionales discriminatorios y que puedan ser utilizados del mismo modo por niñas y niños.

    Que esta potenciación comience muy pronto, y que todas las personas que intervienen en la educación de un niño/a sean coherentes con esto son las claves del éxito.

    ¿Negar a los niños y niñas pistolas y juguetes bélicos no les puede frustrar y hacerles desearlos más? ¿Permitimos a nuestros hijos/as poner la mano en una estufa caliente o les dejamos fumar o consumir cocaína porque diciéndoles que no, les haríamos desearlos más?

    NO. Porque nuestro trabajo como padres/madres y profesores/as es educar a nuestros niños/as en un espacio seguro, enseñándoles las normas en que creemos. Si aquí entra restringir los juguetes y las series bélicas, pues entra, simplemente decimos no y explicamos por qué. Sólo podemos desear que entiendan las «normas» que les enseñamos. No necesitamos hacer un drama sobre los juguetes bélicos que pueda convertirlos en un fruto prohibido. Simplemente les hacemos saber cómo nos sentimos y porqué.

    ¿Si las niñas y niños no tienen pistolas no harán pistolas con sus dedos, palos, plátanos, etc.?

    El mayor problema que tenemos al adquirir juguetes bélicos es que al comprarlos les estamos diciendo a los niños/as que nos parece bien que jueguen con ellos y por lo tanto que la guerra y la violencia nos parecen bien como soluciones a los problemas. Que los niños/as utilicen sus dedos como pistolas no quiere decir que haya que proporcionarles juguetes bélicos. No deseamos que nuestros hijas/os hagan gestos que simbolicen pistolas, pero no se lo impedimos a no ser que les lleve a pegarse.

    ¿Los juguetes bélicos no proporcionan una catarsis para la agresividad de los niños/as?

    Dar a los niños/as juguetes bélicos no les elimina la violencia; frecuentemente la crea o la aumenta. No hay que confundir violencia con agresividad, con vitalidad. Necesitamos darles canales para expresar su agresividad de formas útiles. Recomendamos a las personas que tienen niñas/os que juegan con juguetes bélicos que hagan este experimento. Jugad con vuestras niñas/os y sus amigos/as durante un rato con bloques, pelotas, puzzles, pinturas, etc. Tras un rato introducid pistolas, transformables, etc. y ved si cambian el juego y la conducta.

    ¿Cómo canalizar la agresividad sin darles este tipo de salidas?

    Hay muchas formas de permitir que un niño/a esté furioso o utilice su agresividad sin hacer daño o imaginar que hace daño a otros. Creemos que la mejor forma es construir la autoestima del niño/a y felicitarle por la conducta positiva, yendo a las raíces de sus problemas e intentándole ayudar a utilizar el lenguaje, a cooperar y a desarrollar formas creativas de resolver los conflictos. Junto a esto, el juego físico ayuda a reducir la agresividad violenta y la tensión.

    Hay bastantes libros que analizan estos problemas. Es importante comprender las etapas del desarrollo infantil para ayudarles a comprender su propia angustia y los cambios debidos al crecimiento.

    ¿Cómo puedo ayudar a mi niña o niño a vencer las presiones de sus amigos/as para tener juguetes bélicos y ver series violentas?

    Hay mucha presión de los compañeros/as para tener montones de juguetes. Es importante ayudar a los niños/as a tener un sentimiento de autovaloración como cimiento de su personalidad. Proporcionarles juguetes y experiencias alternativas que puedan compartir con sus amigas/os. y sobre todo hablar con ellos/as sobre sus sentimientos y los tuyos. Deberían comprender por qué no tienen ciertas cosas y que tener cosas no es una buena base para la amistad o la popularidad. Enséñales a pensar por sí mismos y comparte con ellos/as ejemplos de personas que han hecho esto a lo largo de la historia.

    No es sólo la presión de los amigos/as, también está la presión de los publicistas. Puedes utilizar esto como una oportunidad para una lección de economía. Tus hijos/as deberían saber que la primera preocupación de los fabricantes de juguetes es el beneficio económico, no hacer buenos juguetes.

    ---------

    Este material, elaborado por el Seminario de Educación para la PAz de la APDH forma parte de la carpeta de Campaña: "Aprende a jugar aprende a vivir" que ya está descatalagoda pero se puede bajar entera desde la web de http://www.edualter.org/material/juguete/jugar.htm

    www.paideiaescuelalibre.org | 19/12/2006, 15:26
  3. Contra la militarización de las ferias infantiles

    Llegan inevitablemente las fiestas navideñas como cada año e inevitablemente también llegan las nefastas ferias infantiles. Son las Expojove, Juvenalia. Juvelandia, etc., que desde unos años a esta parte nos han acostumbrado a que parezca normal encontrar stands de la policía, la Guardia Civil y el Ejército en unos espacios pensados para los niños y niñas. Bueno, por suerte no todo el mundo lo encuentra normal y cada año llegan también las acciones de protesta contra la presencia de las instituciones de la violencia en estas ferias. Éstas son las más recientes, en Andalucía y Madrid.

    A raiz de la noticia publicada por una profesora en la que denunciaba la militarización de Juvelandia una serie de organizaciones ciudadanas hemos subscrito un manifiesto motrando nuestro rechazo a la militarización de la educación de nuestros niños y niñas. Por nuestra parte, este año no iremos a Juvelandia, tan solo estaremos el viernes a la puerta, a partir de las 18:30, para informar a madres, padres y educadores/as.

    COMUNICADO DE ORGANIZACIONES CIUDADANAS ANTE LA MILITARIZACIÓN DE JUVELANDIA

    Como organizaciones sociales comprometidas con la Paz y la desmilitarización de la sociedad, queremos invitar a la reflexión a las instituciones públicas y privadas que organizan la Feria de Ocio Infantil “Juvelandia”, que se desarrolla estos días en el recinto ferial de IFECA.

    En los últimos años hemos podido apreciar cómo en esta Feria los cuerpos militares y policiales han ido teniendo cada vez más presencia en un espacio eminentemente infantil que debería dedicarse para actividades lúdicas de carácter creativo, cooperativo y no-violento. Pero en esta edición Juvelandia nos sorprende por el desproporcionado espacio que dedica a instituciones armadas que justifican el uso de la violencia o a juegos donde disparar o eliminar al adversario es una diversión: desde la exhibición de un tanque auténtico, hasta la propaganda de la Armada con una clara intención de labor pro-reclutamiento; desde pintarse la cara con camuflaje militar, pasando por el carnet de Policía Infantil hasta llegar a un “paint ball” en el que los/las niños/as disparan balas de pintura con armamentos similares a los reales.

    Subirse a un tanque como si un juego se tratara es una manera de manipular a la infancia: ¿por qué los organizadores no explican a los/las niños/as que la guerra no es un juego y que esas armas matan en la vida real?, ¿por qué no aclaran cuánta gente muere todos los años por acción de ese armamento?, ¿por qué el Ejército no explica a los/las chavales/as que las misiones humanitarias son en realidad un intervencionismo camuflado para controlar zonas que interesan económicamente a los Estados occidentales ricos?, ¿por qué no explican que el 30% del dinero que se gasta el Estado en investigación - I+D - va a parar a fines militares, superando en 5 veces a la investigación sanitaria, y que, por tanto, en los Presupuestos Generales del 2006 se contempla un incremento del 27% del I+D militar?.

    Mientras que las administraciones dicen en sus leyes y en sus discursos que apuestan por la Educación para la Paz, la convivencia y la no-violencia, por otro lado apoyan iniciativas que educan a nuestros niños/as en valores totalmente opuestos y siguen gastando el dinero público en preparar las guerras.

    Por nuestra parte, este año no iremos a Juvelandia, y animamos a padres, madres y educadores/as a que hagan “objeción de conciencia” a esta “Guerrilandia” que trivializa la violencia y apoya al militarismo.

    Acción Solidaria con los Pueblos Oprimidos (ASPO)
    Asamblea Ciudadana Anti-Saqueo
    Asociación Cultural Radio Eco
    Asociación Juvenil Bululú
    Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Delegación de Jerez)
    Ateneo Libertario Eliseo Reclús
    Casa de la Paz (Sevilla)
    Colectivo de Educación Social y Noviolencia Buenaespina
    Colectivo de Educador@s en Barrio Arrabal
    Confederación Nacional del Trabajo (CNT-AIT)
    Intermon - Oxfam
    Mujeres por la Interculturalidad

    www.antimilitaristas.org | 19/12/2006, 15:30
  4. El antimilitarismo acude a su cita anual en JUVENALIA

    Queridas y consumistas criaturas:

    Supongo que os sorprenderéis al recibir una carta nuestra después de miles de años de escribirnos vosotras y que nos limitemos a obedecer sin rechistar.

    La causa es que cada vez nuestro trabajo se está volviendo más difícil y no sólo porque nos pidáis cada año más cosas y más caras -hasta ahora la magia nos ha permitido salir del atolladero en que nos ponéis de enero a enero-, sino porque encima de que vamos más cargados hay quien se está dedicando a levantar muros y vallas por donde quiera que miremos. Y así no hay quien haga su labor.

    Por donde alguna vez pasamos libremente hoy nos encontramos muros de hormigón inmensos como en toda Palestina, inhumanas vallas como en Ceuta o Melilla o criminales guerras como en Irak, Chechenia, Congo... Tenemos que pasar por estrechos controles llenos de soldados armados que nos pueden tener hasta días de pie esperando al sol y al frío, sin contar con que no nos dejan pasar con los camellos y tenemos que llevar toda la carga nosotros tres porque nuestros pajes se han declarado en huelga después de que primero a las mujeres del grupo les dijeran que ellas no podían pasar porque por su sexo no podían trabajar y donde podían cobraban la mitad, otros dos dejaron su vida en un campo minado, unos cuantos fueron encarcelados porque por su origen eran sospechosos de terrorismo y otros montados en autobuses y abandonados en medio del desierto por su color de piel.

    Nosotros tres todavía estamos consiguiendo pasar las fronteras de vuestros estados, a pesar del color de nuestra piel y nuestro origen geográfico, porque por nuestras ropas y la cantidad de cosas que llevamos parecemos ricos y en esta zona del mundo (como en casi todas) al dinero es a lo único que se recibe bien; pero esto está cada vez peor y cualquiera sabe si el año que viene podremos llegar a nuestra cita.

    Os escribimos para, por primera vez en la historia, pediros algo a quienes siempre pedís: tenéis que acabar con todo esto. Son vuestros gobiernos los que con vuestro apoyo y el dinero de vuestros impuestos hacen todas estas barbaridades. Estaría bien que les dijerais algo, que dejarais de apoyarlos y destinarais a mejores fines el dinero de esos impuestos que ellos usan para la guerra y la muerte.

    Mandamos esta carta hoy porque nos ha sorprendido mucho ver que jugáis en un espectáculo montado por las personas que tan difícil hacen nuestro trabajo y tanto sufrimiento llevan a todas partes del mundo: los militares.

    Bueno, nos despedimos ya. Os vemos el seis de enero.

    Melchor, Gaspar y Baltasar

    Espacio Horizontal contra la Guerra | 19/12/2006, 15:32
  5. No a la presència de l’exèrcit en el Festival de la Infància

    La Fundació per la Pau vol fer públic el seu rebuig a la presència de l’exèrcit al Festival de la Infància. Un any més hem de lamentar que, una activitat pensada per al gaudi, la formació i el lleure dels infants, incorpori activitats que suposen una apologia, o si més no una clara legitimació, del paper de l’exèrcit i la lògica militarista.

    En un món on la guerra és malauradament vigent a molts llocs del planeta, provocant desenes de milers de morts i ferits i una severa destrucció social, econòmica i ecològica, voler presentar com una activitat associada al lleure infantil el que no deixen de ser simulacres de maniobres militars és una grotesca intenció de descontextualitzar el fet militar del seu paper real avui al nostre món. Encara més quan la infància és un dels sectors més perjudicats per la guerra: bé essent víctima directa de la violència, bé perquè estant obligats a exercir-la com a nens soldats, en un nombre de 300.000 arreu del món.

    No creiem que sigui lògic ni coherent amb la promoció de la infància, frivolitzar sobre tot això.

    És innegable que el que necessitem, i el futur que cal construir, passa clarament per la construcció d’una cultura de pau, basada en la seguretat humana, la defensa dels drets humans, la justícia, la noviolència i la resolució pacífica dels conflictes. En definitiva, no té gaire a veure amb voler socialitzar la infància en l’acceptació, acrítica i legitimadora, de la guerra, els exèrcits i el militarisme.

    Com a Fundació per la Pau, ens comprometem, amb el nou any, a continuar engegant, dinamitzant i facilitant tot un seguit d’iniciatives que afavoreixin la construcció d’un món més just i en pau.

    Fundacion per la Pau | 19/12/2006, 15:34
  6. Por tercer año consecutivo, antimilitaristas madrileños denuncian la presencia del ejército en JUVENALIA

    Hoy día hay, oficialmente, 300.000 menores combatientes en el mundo. Estos niños y niñas han sido secuestrados en la calle o sacados de las aulas, campos de refugiados o campos de desplazados internos.

    Realizan labores especialmente peligrosas como desminar, espiar o misiones suicidas. Y por supuesto, cumplen una función de objeto sexual para los adultos. A menudo se les administran drogas y alcohol para hacerlos insensibles a las emociones.

    La vida es todavía más dura para las niñas. Su experiencia en algunos conflictos armados africanos suele empezar con una violación. Niñas, incluso de diez años han sido forzadas a mantener relaciones sexuales diarias con cualquiera que se lo demandase. De este modo, una vez liberadas presentan traumas más profundos que los de los niños, así como contagio de VIH y otras enfermedades de transmisión sexual. Las más mayores suelen quedarse embarazadas lo que provocaba que a menudo sean repudiadas por sus maridos y familias que no quieren "más cargas".

    Hace muy poco, la cadena inglesa BBC descubrió nuevos casos de abuso sexual infantil por parte de las fuerzas de paz de Naciones Unidas. Una investigación puso de manifiesto la existencia de varios casos de prostitución de menores y violaciones por parte de integrantes de las misiones en Haití y Liberia. Algunas niñas informaron que mantuvieron encuentros regulares con soldados de las fuerzas de paz, que las obligaban a tener relaciones sexuales a cambio de alimentos o dinero

    Más información:

    www.menoressoldado.org
    www.antimilitaristas.org
    www.grupotortuga.org

    www.antimilitaristas.org | 04/01/2007, 10:51
Afegeix un comentari
ATENCIÓ: no es permet escriure http als comentaris.

Els comentaris són moderats per evitar spam. Això pot fer que el teu escrit tardi un poc en ser visible.

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS