Administrar

Una poesia per al vintè aniversari de l'Ateneu

estelnegre | 06 Agost, 2007 12:43

Una poesia per al vintè aniversari de l'Ateneu

El que segueix és una poesia que ens ha fet arribar un company de l'Ateneu sobre les seves vivencies en el col·lectiu. El lirisme és d'una finor aclaparant.

 L'Ateneu Llibertari Estel Negre

Sí, hubo un antes y un después en el Palacio Real...., 9, 2º

Yo, que por donde pase hice y deshice

Que por un din y sobre todo por un Don me batí

Que de las oscuras «Bóvedas» de Xus escape entre el suave vellón

Que las aventuras del astuto Guindilla-pastor de hombres- escuche,

Hasta su retorno al dulce L'Orient.

Que en batalla desigual fui vencido por el gigante DeLlorens-el de tremolante cabellera-,

Y cuya herida costillar es una raya mas en mi piel de tigre

Que a raya mantuve al troll Emi en sus cuevas sulfurosas,

Allí donde mora el rey de los enanos Crowley,

También llamado «La bestia» ¡que Dios lo tenga en su gloria!

Que surtí con los despojos de mis conquistas al áureo Ateneo:

¡Oh dulce pavimento de la cocina, tan bien engarzado por los fieles Pep y Gonzalo!

¡Oh blandos tronos, oh ricas vajillas de reyes destronados!

Y si con la espada fui terrible más devastador fui con la pluma

Marchita quedó la frente del más brillante entre los brillantes: Matias Vallés

Con mis retadoras cartas a Diario de Mallorca.

Doblada y hundida su cerviz, ya solo arrastra su sombra y su derrota.

¿Y no perdió el Boletín el fulgor, LA INTIIGNACION SAGRADA,

Desde la ausencia de Lázaro?

O acaso no promoví el famoso Parnaso del jueves ¡esa gran república de las letras!

Donde os deleitasteis con el católico inglés, con el filólogo griego, con el poeta ruso,

El existencialista francés, con el --y bien dicho esta--, tormento de Sade.

Pero sobre todo ¿no gozasteis con mis discursos en blanco, con mi música callada,

Con mi silencio sonoro amigos,

¿Y no fui el mejor camarada en la alegría de la fiesta y de la noche?

Cuando hollé los antros de San Magín, allí donde moran los monstruos

Y bien dicho esta, de tres cabezas,

Deleitando con mis alados pies, con mis flamencas romanzas, con mis dulces palabras

A finas damas v galantes caballeros

¿Y no extendí mi magnánimo manto sobre el oscuro chileno

Dándole cobijo en mi castillo?

Acaso con mi resplandor no seduje para la sin par orden,

A la sibílica Montse o a los rabínicos cayetanistas?

¿Y no soporto cristianamente y con alguna que otra pócima de las tierras de Lex-a-Tin

Los tenebrosos hechizos con que me envuelve el malvado Merlín?

Y no digo más amigos, que a buen entendedor. Y lo bueno si breve.

Y en los nidos de antaño etc., etc., etc.

De todas maneras compañeros, abajo las cadenas para todos o las que se puedan.

Santiago García Muñoz

Escriu-nos

 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS